Veracruz zona de guerra para el periodismo: OM

el

Veracruz zona de guerra para el periodismo: OM

-“Difuminada” la frontera entre delincuentes y funcionarios

Por Jesús Rodríguez

El Estado de Veracruz “es una zona de guerra para ejercer el periodismo”, por el elevado nivel de inseguridad en el que se desenvuelven los comunicadores, y en donde está “muy difuminada” la frontera de la relación, entre integrantes del crimen organizado y las autoridades, aseveró Óscar Martínez, periodista salvadoreño, expositor de talleres sobre medidas de seguridad para periodistas.

“Te cuesta distinguir en muchas ocasiones entre autoridades y crimen organizado; es muy difícil saber con quién estás conversando, cuando hablas con un funcionario”,  señaló, y cuestionó el hecho de que el elemento de impunidad siga prevaleciendo en los casos de agresiones y asesinatos de periodistas.

“Una de las cosas que influyen en los lugares violentos, es la idea de la impunidad. Cuando la gente cree que la clase gobernante es corrupta, es delincuente, cuando la gente tiene la concepción clara de que, hagan lo que hagan no va a ocurrir nada, no va haber justicia. El asesinato de periodistas lo deja muy claro, no ha habido casos resueltos, hasta el momento. Entonces la gente piensa, que grupos, personas, políticos, piensan que puedan hacer lo que quieran”, estableció.

Recordó que Veracruz es un estado con grandes antecedentes de corrupción como lo fue el pasado sexenio. Y dijo la necesidad de que los gobiernos muestren formas diferentes de hacer las cosas, de gobernar, en ser más transparentes y ofrecer mejores resultados.

Agregó que al romperse en forma clara las fronteras entre crimen organizado y estado, ha sido posible que existen regiones de varias entidades con un evidente control de la delincuencia, como Tamaulipas, Guerrero y Michoacán, entre otros, en donde “sorprende la capacidad que tienen para tener organizado un sector, donde detectan lo que se mueve”, e impide el quehacer informativo afectando a la sociedad.

Comentó que “Cuando dañan a un periodista, dañan a la gente que recibía su información, están privándola de la información”, y consideró necesario que a partir, de este momento, México camine más hacia una sociedad que “se apropie de este oficio”, a fin de evitar que la sociedad vaya “a ciegas”.

Lamentó, por otro lado, la actitud que han asumido algunos grandes medios informativos, como periódicos, televisoras y radios, quienes “se han convertido en máquinas de vender publicidad”, y “se han olvidado de su función periodística informativa”, e incluso llegan a abandonar a comunicadores en áreas de alto riesgo, y reconoció el valor de determinados informadores de seguir cumpliendo su función pese a los riesgos.

Óscar Martínez estuvo en Poza Rica, en donde impartió el taller sobre medidas de autoprotección para periodistas, en donde recomendó a los informadores, entre otras cosas, reforzar las estrategias de investigación, establecer un plan de seguridad previo al desarrollo de su desempeño, sobre todo, cuando se trata de asuntos delicados, entre otras recomendaciones.

Comentarios