Ediles tiene miedo de ir a la cárcel

el

Ediles tiene miedo de ir a la cárcel

-Marcos Romero, el Síndico y once Regidores se amparan

Por María Elena Ferral

Para evitar ser detenidos, trascendió que el Presidente Municipal de Papantla, el Síndico y once Regidores, recurrieron a la protección de un amparo federal, al existir en su contra una orden de arresto, por el incumplimiento de un laudo laboral que los condena al pago de una indemnización a favor de la ciudadana María del Pilar Vázquez Juárez; quien promovió un juicio laboral en contra del Ayuntamiento, que se burla del pueblo, al igual que el Secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, que incurrió, en desacato al ignorar el oficio correspondiente al expediente laboral 710/2008-II, en el que el Tribunal ordena la presentación del Alcalde y su comuna.

Durante más de una semana, ni el alcalde perredista, Marcos Romero Sánchez, ni el síndico Galdino Diego Pérez, ni los regidores Héctor Gutiérrez Martín, Norma Jovita García García, Rodolfo Pérez Maya, Francisco Javier Serna Mendoza, Fátima Ramos Martínez, Javier de la Cruz Treviño, José Alfredo García Cruz, Karla Isabel Hernández Andrade, Argelia Carolina Ortega Zepeta, Joaquina Carolina Rivera López y Héctor Armando Guevara Guzmán, se presentaron a laborar al ayuntamiento, pero en cambio, sí acudieron el jueves 13 de los corrientes, bajo los efectos de un amparo, al evento que encabezó en esta ciudad, el gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares.

Como una burla, se tomó el cinismo del alcalde perredista, Marcos Romero Sánchez y de los integrantes de su comuna, pues a pesar de que el Tribunal de Conciliación y Arbitraje del Poder Judicial del Estado de Veracruz, a través del Oficio número 4875, ordenó el arresto en su contra al existir una orden de arresto administrativo, por no cumplir con laudo laboral y el pago de indemnización de la ciudadana María del Pilar Vázquez Juárez, ni la Policía Municipal, ni la Secretaría de Seguridad Pública los detuvo para que cumplieran con el arresto administrativo de diez horas para cada uno de los ediles, quienes reaparecieron, públicamente, durante la visita del gobernador.

El alcalde perredista, Marcos Romero y los once regidores, debían cumplir con el arresto de diez horas a excepción del síndico, Galdino Diego Pérez, que al incumplir con el pago de 495 mil 952 pesos por indemnización, debía pasar aprehendido, 36 horas más; pero el titular de la SSP, Jaime Téllez Marie, incurrió en desacato al no cumplir con el arresto según consta en el oficio enviado a él,  correspondiente al expediente laboral 710/2008-II, en el que el Tribunal ordena la presentación del Alcalde y su comuna con el auxilio de la fuerza pública para cumplir con el laudo, pero estos nunca fueron “localizados” y al contrario, en ningún momento, los policías han dejado de escoltar al alcalde Marcos Romero.

Comentarios