Opinión 21/4/17

el

Por: Mario Javier Sánchez de la Torre.

¿Y los legisladores locales y federales cuando?

A casi una semana de la detención en el vecino país de Guatemala, del prófugo de la justicia mexicana, ex gobernador del Estado de Veracruz, el delincuente Javier Duarte de Ochoa y su esposa Karime Macias, todo parece indicar que posiblemente ahora sí, llegue la justicia a algunos de los cómplices de este sujeto.

Por el momento las autoridades mexicanas no han solicitado alguna acción legal en contra de la señora Karime Macias, quien ya también es conocida como “Lady Abundancia”, por lo que puede moverse sin ningún problema no solamente en este país, sino también en cualquier otro del mundo. Situación que ha sido criticada por algunos integrantes del medio profesional de los impartidores de justicia, pues resulta poco creíble que no se haya dado cuenta de las actividades ilícitas de su esposo, por lo que de alguna forma tiene cierta complicidad.

También la detención del ex gobernador veracruzano, puede ser que provoque ahora sí, que el brazo de la justicia llegue a sus cómplices que lograron llegar con su apoyo tanto al Congreso del Estado de Veracruz, como al Congreso de la Unión de nuestro país, situación que hasta el momento no se ha dado, tanto por parte del gobierno estatal de Veracruz, como de la administración federal, que tiene bajo su responsabilidad el desprestigiado Enrique Peña Nieto.

Pues por el momento legisladores federales del Partido Acción Nacional, ya están solicitando la acción legal en contra de varios de los diputados federales veracruzanos, que son señalados como personas que además de ser miembros del equipo de trabajo de Duarte de Ochoa durante su sexenio en la entidad veracruzana, también se les señala como posibles cómplices de éste. Se refieren concretamente a Adolfo Mota Hernández, Tarek Abdala, Alberto Silva y Edgar Espinozo. Dejando fuera de su petición, extrañamente a otros dos que han formado parte del nefasto grupo de la fidelidad, Erik Lagos Hernández y Jorge Carballo Delfín, desde que el más obscuro gobernador de Veracruz, estuvo en funciones, Fidel Herrera Beltrán. 

Hasta el momento quien está en proceso de ser desaforado es solamente Tarek Abdalá, y también inhabilitado por la Contraloría del Estado de Veracruz, pero debido a que goza del fuero que le otorga el ser legislador federal, aún está en funciones.

En cuanto a cómo están las cosas en el Congreso de Veracruz, tanto el diputado Juan Manuel del Castillo, como Vicente Benítez González, hasta el momento no han sido molestados por parte de la administración estatal que tiene bajo su responsabilidad Miguel Ángel Yunes Linares, lo que se presta a varias especulaciones, pues su participación en los gobiernos anteriores, en cargos de muy alta responsabilidad, principalmente en manejo de recursos económicos, y también por su actuación en su momento, lo pone bajo sospecha.

Así las cosas por el momento, desde la detención del exgobernador de Veracruz, el obscuro Javier Duarte de Ochoa, las que esperemos cambien por el bien y aumento de la credibilidad de la población en la impartición de justicia de parte del Estado Mexicano. Hasta el lunes.

Comentarios