Al pie de la letra 29/6/17

el

Urgen a Peña rescatar Veracruz 

Por Raymundo Jiménez

Luego de la ejecución del comisionado estatal y dos oficiales más de la Policía Federal este sábado en Cardel, municipio de La Antigua, así como del asesinato de una familia en Coatzacoalcos que detonó la indignación nacional porque cuatro menores fueron acribillados junto con sus padres –al que, por cierto, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares vinculó con un acto delictivo que según él habría ocurrido supuestamente el día anterior pero que hasta el momento no ha sido corroborado–, siguen surgiendo voces de destacadas personalidades y líderes de sectores económicos que urgen al gobierno federal a actuar de inmediato en Veracruz para recuperar la seguridad. 

Este miércoles, a través de un video difundido en las redes sociales, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, y Juan José Sierra, quien preside el Centro Empresarial Veracruz, hicieron un llamado conjunto para frenar la violencia en la entidad veracruzana. 

Ambos representantes empresariales expusieron que “no podemos perder la capacidad de indignación ni acostumbrarnos a este tipo de crímenes; por más difícil que sea es prioritario enfocarnos y disminuir los índices delictivos, en especial, frenar homicidios y secuestros” en estados donde más han crecido, como Veracruz. “La sociedad veracruzana está preocupada por el alza de delitos como homicidios, robos a comercios y a las disputas de grupos delictivos”, externaron. 

Por su parte, Ignacio Morales Lechuga, exsecretario de Gobierno de Veracruz,  expresidente del Colegio de Notarios de la Ciudad de México, exdirector de la Escuela Libre de Derecho y exprocurador general de la República, en un artículo que publicó este miércoles en el diario capitalino El Universal, concluye que en materia de seguridad pública los números de Yunes Linares “son peores que con Duarte”, pues resume que según datos oficiales de la Federación, en estos siete meses de la administración yunista los homicidios dolosos aumentaron 99%, los secuestros subieron 67% y las extorsiones crecieron 265%.  

“El gobierno federal no puede ni debe hacerse el ciego, los veracruzanos no merecen seguir siendo ignorados por la Federación como lo fueron durante el gobierno de Duarte”, expuso el también exembajador de México en Francia, quien urgió a que “la Federación tome cartas en el asunto”, pues refirió que “antes ser veracruzano era motivo de orgullo, hoy serlo es peligroso, más si se es niño o mujer, incluso más peligroso que ser periodista.”

Sin embargo, ¿qué más puede hacer el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto en apoyo del gobernador Yunes Linares, si ya lo reforzó con centenares de elementos de la Policía Federal Preventiva, de la Gendarmería Nacional, de la Policía Militar y de la Marina Armada de México? 

¿Acaso, ante la tozudez del mandatario estatal del PAN, que pese a su evidente fracaso, se rehúsa a remover a su incondicional Jaime Téllez Marie de la Secretaría de Seguridad Pública –no obstante que en su campaña había prometido designar en la SSP a un experto, a un militar de alto rango–, al presidente Peña Nieto solamente le quedará la opción de auxiliar a los veracruzanos tal como lo hizo en enero de 2014 con Michoacán, cuya situación lo obligó a crear por decreto la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral de esa entidad, dadas  las “manifestaciones de debilidad institucional, lo que ha propiciado diversas expresiones violentas de la delincuencia organizada y de otros grupos armados y, como resultado, se ha mermado el Estado de Derecho en el que se deben desarrollar las relaciones entre el gobierno y los habitantes de aquella entidad federativa…”? 

En Michoacán, el entonces gobernador Fausto Vallejo solicitó formalmente el apoyo del Gobierno Federal en materia de seguridad pública para enfrentar la situación de violencia e inseguridad que se había presentado en el territorio michoacano, y en virtud de la petición que le fue formulada por diversos municipios de esa entidad federativa.  

Por ello, el 13 de enero de 2014, el Ejecutivo Federal, por conducto del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el gobernador de Michoacán suscribieron el Acuerdo de Coordinación que tenía por objeto establecer las bases para que el Gobierno Federal brindara apoyo temporal en materia de seguridad pública a dicho estado, a fin de restablecer la seguridad y el orden públicos. 

En enero de 2016, por unos secuestros y crímenes ocurridos en Coatzacoalcos y Tierra Blanca, Yunes Linares, a la sazón diputado presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso de la Unión, le había pedido por escrito a Osorio Chong hacer lo mismo en Veracruz cuando aún gobernaba el expriista Javier Duarte de Ochoa. 

¿Por el bien y la seguridad de los veracruzanos, por qué no el gobernador del PAN, rebasado totalmente por la violencia, desempolva ahora su propuesta para presentársela al titular de la SEGOB?

Comentarios